Megalta


 

 

 



 

Proceso de galvanización en caliente con centrifugado

 
Las distintas etapas del proceso, son las siguientes:
  • Recepción del material, inspección y descarga. Se identifica y se determina si el material es apto para su posterior galvanización. Una vez comprobado se descarga.
  • Preparación. Consiste en introducir el material a tratar en contenedores apropiados, que permiten su movimiento a través de las siguientes etapas del proceso.
  • Tratamiento de desengrase. El objeto de este baño, es eliminar de la superficie de las piezas las sustancias aportadas en su fabricación.
  • Tratamiento de decapado. La función de este tratamiento es la de eliminar el óxido de la superficie de las piezas a tratar.
 
Proceso de galvanización estándar
Proceso de galvanización con centrifugado
  • Tratamiento de fluxado. Tiene por objeto activar la superficie del material, facilitando así la reacción entre el zinc fundido y el metal.
  • Secado. En cestas especiales, el material se le aplica un calentamiento previo al galvanizado, haciéndolo pasar por un tunel de secado
  • Galvanización. Consiste en la inmersión del material en un baño de zinc que se encuentra a una temperatura comprendida entre 450º y 550º C, dependiendo de la geometría de las piezas. La superficie de los objetos de hierro o acero reaccionan con el zinc y forman distintas aleaciones de zinc-hierro.
  • Centrifugado. Su función, es eliminar el zinc sobrante de la superficie de las piezas.
  • Enfriamiento. Realiza dos cometidos, el enfriamiento controlado del material y el vertido de este en contenedores. 
  • Identificación, inspección final y carga. En esta fase, se identifica la propiedad del material tratado y pasados los controles de calidad preceptivos, se encuentra preparado para su posterior retirada.
  •